ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  Conectarse  

Comparte | 
 

 mi fanfic: Sincere hearts

Ir abajo 
AutorMensaje
Inugami House
::House lleva tu caso::
::House lleva tu caso::
avatar

Cantidad de envíos : 39
Edad : 34
Localización : En el departamento de Cameron ^^
Fecha de inscripción : 30/10/2007

MensajeTema: mi fanfic: Sincere hearts   Jue Nov 15, 2007 5:18 pm

Es el primer capítulo que escribo, así es que no blames y sí consejos pleez
Citación :

Un grupo de jóvenes se encuentra en medio de un partido de básquetball en el
gimnasio de la universidad. Éste se desarrolla como parte de las actividades de
celebración del aniversario de la institución, y los grupos en los que están
divididas las distintas carreras apoyan a sus respectivos equipos con
entusiasmo.

Todo parece bien hasta que uno de ellos se detiene repentinamente, como si algo le
doliese a un costado, cayendo sobre sus rodillas. El juego continúa por un
instante pero cuando el jugador comienza a toser sangre todos los demás
detienen el juego. Cuando uno de sus compañeros se acerca para auxiliarlo, el
joven se desmaya y comienza a presentar convulsiones.


Capítulo 1: Cortados por la misma tijera.
House entró a su oficina como todas las mañanas, un poco tarde, llevando consigo una
carpeta con la ficha médica de un paciente. Ello no hubiese llamado mucho la
atención de los tres médicos jóvenes si tras House no entrase de forma un poco
insegura una joven, de baja estatura, cabello rubio oscuro y ojos verdes, de
expresión curiosa y cuya credencial en la inmaculada bata hacía notar el hecho
de que ahora formaba parte del staff del PPTH.

- Muchacho de 21 años, presenta hemoptisis y convulsiones mientras jugaba un partido de básquetball por la alianza roja de su universidad – Dice House, acercándose al mesón al mismo tiempo que lanza la carpeta sobre éste – hasta esta tarde, lo único rojo que escupía este chico era el ketchup consumido en los perritos calientes que vendían para juntar fondos – poniendo una expresión de elocuencia – Ah, veo caras
interrogantes, eh? – dirigiéndose a los tres patos que tenían clavados sus ojos
en la recién llegada – Pam Delbruck, medicina general. Se une a nuestro equipo
de trabajo desde hoy.

- Bienvenida señorita Delbruck – dice Cameron, sonriendo. Delbruck contesta con el mismo entusiasmo mientras le da la mano a Foreman.
- Gracias doctora Cameron, doctor Foreman – dirigiendo su mirada hacia Chase – doctor Chase – con quién intercambia un frío apretón de manos – es un honor trabajar junto a ustedes…
- Bien, ya basta de bienvenidas y a lo que vinimos – interrumpe House acercando el pizarrón mientras Delbruck se ve obligada a tomar asiento junto al grupo.
- ¿Hemoptisis y convulsiones al mismo tiempo? Puede ser un traumatismo encéfalocraneano… Es posible que la sangre no provenga de sus pulmones – dice Foreman.
- Es lo mismo que pienso yo – asiente House – claro que… difiero en lo del TEC – mientras anota los síntomas en el pizarrón – los de urgencias lo iban a poner en cuarentena por tuberculosis, pero alcancé a impedirlo antes de tener que hacer las horas de clínica…
- ¿Por qué descartó la tuberculosis? – Pregunta Chase.
- Simple: el chico no parece debilitado de forma alguna, según el informe estaba jugando básketball cuando le dio la tontera… De ser tuberculosis se hubiese sentido débil y no hubiese estado presumiendo de sus habilidades deportivas en el aniversario de la universidad después de una noche de juerga… ¿Sugerencias?
- Síndrome anafiláctico – sugiere Cameron – Pudo causar un fenómeno hemorrágico y las convulsiones a causa de un alergeno…
- ¿Qué más? – Pregunta House, sin mirar.
- Una infección – dice Foreman.
- ¿Otra sugerencia?
- Puede ser… Lupus – responde Chase, pensativo.
Los ojos de los tres patos se clavaron nuevamente en Pam cuando ésta refutó la
teoría de Chase.




- No me parece un caso de lupus… En este
informe de ingreso se explicita que el paciente presenta una ligera fiebre y se
queja de un dolor a un costado. – contesta Delbruck – Eso apoya las teorías de
la doctora Cameron y del doctor Foreman… Pero el dolor al costado… Creo que
tenemos otro síntoma…


- Interesante, doctora Delbruck – interrumpe House – ¿Sugiere que el dolor al costado tiene que ver con el sangrado y con las convulsiones? Hmm… Número equivocado…
Delbruck miró divertida, mientras House le dirigía la misma mirada traviesa.
- Nop…
- Entonces?
- Algo aparte del sangrado y las convulsiones… Pleuresía debida a un derrame…
- ¡Pero eso apoya lo del lupus! – dice Cameron.
- No, a menos que las convulsiones sean causadas por un daño neurológico…
- … Para el cual el paciente debió haber presentado otros síntomas anteriormente que le hubiesen hecho consultar antes – contesta Foreman.
Chase hizo un gesto de desagrado cuando House anotó la sugerencia de Pam en el pizarrón.
- Entonces revisemos los pulmones del muchacho, a ver si ahí está hecho un mar. De paso, háganle pruebas para alergenos, si está consciente le preguntan por alergias, le hacen exámenes de sangre, orina, y pruebas para descartar la infección. ¡A trabajar! – Dice House mientras deja la oficina – Pueden conocerse mejor mientras le hacen los tests al paciente.

Cuando House se retiró, se hizo un silencio un tanto incómodo por un momento, que fue roto por el ruido de la silla de Cameron y la dulce voz de ésta.
- Vamos, tenemos trabajo que hacer… Por cierto Delbruck, ¿en dónde estudiaste medicina?
- En Hopkins… ¿Nos dividimos el trabajo o lo hacemos todo de una?
- Igual que House – agrega Foreman – supongo que tú y Cameron se encargarán de lo relacionado con las pruebas de alergenos, Chase y yo hacemos los cultivos microbianos, ¿Les parece bien?
- Claro, por mí no hay problema – contesta Cameron, a lo que Delbruck asiente con la cabeza. Mientras caminan hacia la habitación del paciente, Chase nota que Delbruck cojea ligeramente de la pierna derecha.
- Eso es… – indicando la pierna de Delbruck.
- Ah! Esto – Apunta a su rodilla – Secuela de una fiebre reumática… Ya sabes lo rencorosas que resultan esas enfermedades – contesta guiñando un ojo y sonriendo – ¿Qué haremos primero, le robamos sangre o le clavamos agujitas en el brazo? – dice mientras entra a la habitación del paciente.
- Le tomaremos muestras de sangre para que Foreman y Chase las analicen – Dice Cameron, entrando también a la habitación. Después seguimos con las pruebas de alergenos…
- Bien. Si gustas me encargo de hacer el hemograma; también tengo conocimientos en hematología.
- No hay problema – Asintió Cameron, acercándose a la cama del paciente para hablar con él. Pam simplemente toma una aguja y sin más extrae las muestras mientras Allison mantiene al paciente relajado.

Foreman y Chase observan desde afuera.

- La ves? Se comporta como House... habla como House, e incluso camina como House – Murmura Chase.
- Qué tienes contra ella? – Pregunta Foreman.
- Es raro… Pareciera como si fuese la hija de House.
- Que yo sepa, House nunca ha tenido hijos…
- Una que no haya reconocido…
- ¿Y si es sólo coincidencia?
- Demasiada para mi gusto… Qué se yo, si no es hija puede ser sobrina…
- No irás a boicotearle el trabajo a la muchacha, ¿verdad?
- No, simplemente no me agrada su carácter…

Chase se retira mientras Foreman se queda a esperar las muestras del paciente.

Greg se había ido a molestar un rato a su amigo James Wilson.
- Así es que tienes una nueva doctora en tu equipo...
- Sí, Pam Delbruck, 24 años, toda una cerebrito… Graduada con honores desde Hopkins.
- Igual que tú… ¿Es por eso que la aceptaste en tu equipo?
- Nop. Cabe decir también que para la edad que tiene aparenta menos años… Sin embargo, está casi tan buena como Cameron.
- Entonces…
- Tampoco es ese el motivo por el que dejé que Cuddy la incluyera con mis patos.
- Su padre te lo pidió…
- No es Chase. Y no conozco a sus padres.
- Tiene un interesante historial como delincuente juvenil.
- ¡Al contrario! Es sorprendente que no tenga prontuario alguno.
Wilson se pasó una mano por el cabello, cosa que House aprovechó para quitarle el
recipiente del almuerzo.

- Si sigues comiendo ensaladas y pollito acabarás más flaco que los tobillos de Cuddy…
Wilson intentó recuperar su colación pero House no pensaba entregársela.
- Ya te gustaría… En fin… ¿Vas a decirme por qué la contrataste?
House le miró directamente a los ojos, dejando el recipiente del almuerzo sobre el
escritorio de su amigo.

- No. Averígualo por tu cuenta si eres tan listo – contestó, poniéndose de pie y retirándose de la oficina de Wilson – Será divertido – Contestó ante la expresión desconcertada de Wilson.

**end capítulo 1**

Notas
finales:
Espero que este fanfic haya comenzado de una forma decente, es el primero que escribo sobre House MD y además incluyendo un OC (original character). El apellido Delbruck fue porque estaba
buscando uno que se pareciera a mi apellido real, y justo encontré este, que es
de un biólogo estadounidense que estudió cómo los virus infectan a las células
vivas.



Última edición por el Lun Nov 19, 2007 2:16 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Luna_Black
::House lleva tu caso::
::House lleva tu caso::
avatar

Cantidad de envíos : 34
Edad : 24
Localización : En mi guarida secreta riendome como una loka con House atado de pies y manos Muahahaha
Fecha de inscripción : 16/08/2007

MensajeTema: Re: mi fanfic: Sincere hearts   Sáb Nov 17, 2007 9:41 pm

Me gustó mucho tu fic, el mio tambien... es el primero que escribo de House M.D tambien es el primero que publico así, Espero que lo continues
Besos Lunaticos

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.diariodeunaloka.nireblog.com
rosabud
:: Dra. House ::
:: Dra. House ::
avatar

Cantidad de envíos : 426
Edad : 27
Fecha de inscripción : 12/08/2007

MensajeTema: Re: mi fanfic: Sincere hearts   Dom Nov 18, 2007 11:33 pm

a mi tambien me gusto mucho! felicidades woohooo

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://doctorhouse.esp.st
Inugami House
::House lleva tu caso::
::House lleva tu caso::
avatar

Cantidad de envíos : 39
Edad : 34
Localización : En el departamento de Cameron ^^
Fecha de inscripción : 30/10/2007

MensajeTema: Re: mi fanfic: Sincere hearts   Lun Nov 19, 2007 2:15 pm

jeje, gracias ^^, aunque me mandé un error por ahí.

Citación :
-
El lupus no cursa con fiebre… En este informe de ingreso se explicita
que el paciente presenta una ligera fiebre y se queja de un dolor a un
costado. – contesta Delbruck – Eso apoya las teorías de la doctora
Cameron y del doctor Foreman… Pero el dolor al costado… Creo que
tenemos otro síntoma…

u_u olvidé que el lupus SÍ cursa con fiebre, así es que lo cambié.

saludos y en breve la continuación. ¿Seguro quieren saber qué tiene que ver Pam con Greg?
jijigf8
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inugami House
::House lleva tu caso::
::House lleva tu caso::
avatar

Cantidad de envíos : 39
Edad : 34
Localización : En el departamento de Cameron ^^
Fecha de inscripción : 30/10/2007

MensajeTema: Re: mi fanfic: Sincere hearts   Lun Nov 26, 2007 2:41 pm

otro capítulo.
Citación :

Capítulo 2: El espejo.
Notas previas: Aparte del disclaimer de siempre, eso de que los personajes no son míos salvo la dra. Delbruck, que es sin fines de lucro y etc, decir que en el capítulo anterior me mandé un pequeño error: lupus SÍ cursa con fiebre. Así es que lo arreglé para que no quedara tan feo. Como sea, sigo en mis trece de estar de colada en el equipo de House y de hacerle la vida imposible a Chase (ya quisiera yo u_u)… Las mismas advertencias del capítulo anterior y al que nos corresponde.

*9 años atrás*
Una chica de quince años en una de las habitaciones del PPTH. Parece tranquila, está consciente aunque conectada a varios monitores y a un pie de goteo.
Miraba por la ventana, la cálida brisa de verano agitaba las hojas del árbol que lucía afuera. De repente hace un gesto de dolor, llevándose la mano derecha a la muñeca izquierda.
- ¡Ouh, duele!... – Un par de lágrimas asoman por sus ojos – Pero quiero irme a casa luego… Contrólate, contrólate… No sientes dolor…
Logra calmarse, apoyando su cabeza contra las almohadas de la cama.
- Ya sabes qué responder. “Estoy bien”.
Poco después entra una enfermera trayendo el desayuno, acompañada de Cuddy.
- Buenos días Pam – Dice Cuddy, sonriendo – ¿Cómo te sientes hoy?
- Estoy bien, gracias doctora Cuddy.
- Me alegro. Si tu evolución continúa tan bien como hasta ahora, te daremos el alta muy pronto…
- ¡Genial!
La enfermera acerca la mesita con la bandeja del desayuno a la cama de Pam. Ella come con agrado las tostadas, bebe el vaso de leche, come la ensalada de frutas con tal entusiasmo que Cuddy sonríe sin razón. La doctora se acerca a Pam y poniendo una mano sobre el cabello de la chica, acariciándola, dice:
- Me da gusto verte comer con tal entusiasmo. Hasta hace algunos días no querías comer debido a ese dolor de estómago tan fuerte que presentabas…
- Gracias a usted me estoy recuperando… Ya no tengo molestia alguna respecto de eso.
- No sólo gracias a mí. También gracias al doctor House.
- ¿¡El doctor House!? ¡Él sólo se dedica a reírse de mi!
- Es su extraña forma de expresarte aprecio. Pero de verdad se preocupa por ti.
- Me dijo que parecía tener doce años… ¡Ya tengo quince!
- Tómatelo como un cumplido… Las mujeres siempre desan verse más jóvenes que la edad real que tienen – Contestó Cuddy, guiñándole un ojo.
- Yo quiero salir luego de aquí para poder jugar en mi computadora, cuidar de mis mascotas… ¿Le había contado sobre la pareja de cotorras ninfa que tenemos en casa?
- Estás de buen ánimo hoy, eh…
- Sí… Tengo muchas ganas de salir del hospital, aunque debo reconocer que voy a echarla de menos…
- Podemos seguir viéndonos. Cuando tengas que venir a tus chequeos puedes pasar a mi oficina a saludarme…
En ese momento entra House, llevando el historial médico de Pam.
- ¿Por qué hablan como si fuese una despedida?, aún tienen mucho tiempo para seguir conociéndose...
- House, Pam será dada de alta en dos días más…
- Ah, sí, ¿Por qué crees eso?
- Porque ya me siento bien – Interrumpe Pam – Buenos días – agrega, con un dejo irónico en su voz.
- Buenos días pequeña… Cuddy, ella debe quedarse acá al menos una semana más…
- ¡¿Qué?! – Exclama Pam, molesta.
- ¿Por qué? El tratamiento hizo remitir la inflamación y el dolor, la fiebre y ya no presenta faringitis. Estará bien…
House se ubica a la izquierda de la cama de Pam, tomando suavemente el brazo izquierdo de la chica.
- ¿Sabes qué es lo que más me molesta del dolor? Es que es un síntoma demasiado subjetivo para ser evaluado – Pam intenta hacer que House suelte su brazo, pero él no cede – ¿Te sugiere algo esta muñeca izquierda inflamada?
- ¡No tengo nada! – Exclama Pam mientras House suelta su brazo.
- ¿Por qué no me lo dijiste Pam? –pregunta Cuddy, preocupada.
- ¿No es obvio? Quiere volver luego a casa… Nunca te dirá que aún le duelen las articulaciones aunque se sienta como si le hubiesen pegado entre todos los de la escuela…
Pam se deja caer sobre su espalda, encima de las almohadas. Cuddy se le acerca, ante lo cual Pam desvía la mirada.
- ¿Es eso cierto? – Pregunta Cuddy.
- El doctor House miente – Responde Pam – Me siento muy bien.
House hace una expresión graciosa y luego dice, indicando a la nariz de Pam.
- Es posible – dice House – Pero a que ese sangrado nasal no es gracias a la bonita delantera que deja entrever la blusa de Cuddy…
Pam se lleva la mano derecha a la humedad que sentía manar de su nariz, cuando la retira nota el rojo en sus dedos.
- Oh, maldición…
Cuddy se apresura a tratar la epistaxis, mientras House saca uno de los exámenes de la carpeta.
- Además tenemos que hacerte algunas pruebas más – Mostrando el examen a Cuddy y a Pam – Este salió malo. Muy malo…
- Qué… Tan malo? – Pregunta Pam, temerosa.
- Lo suficientemente malo como para tener que…
Pam comienza a presentar movimientos erráticos, espasmos, y de pronto queda inconsciente. Cuddy auxilia a la chica mientras House se acerca a la puerta.
- ¡Enfermera! ¡Rápido!
*fin del flashback*
Delbruck parpadeó un par de veces antes de despertar completamente. Después de acabar con el hemograma se había ido a la sala de diagnósticos, en la cual se había quedado dormida sobre el mesón ante su laptop. Los primeros en encontrarla fueron los otros tres patos, Foreman puso una expresión comprensiva, Cameron se acercó para despertarla y Chase miró desde la distancia, preparándose un café sin poner atención a nadie.
- Delbruck, Delbruck, despierta… – Cameron puso sus manos sobre los hombros de Pam, moviéndola suavemente.
- Mmm… mmmh… me… me dormí! – murmuró la joven, desperezándose lentamente. Foreman había traído un café para ella, el cual se encontraba al lado de su laptop junto a un sobre de azúcar.
Delbruck pasó del sobrecito de azúcar y tomó directamente el café, sin siquiera endulzarlo.
- Cameron, Foreman… Gracias, estuve aquí toda la noche y se me pasó la hora! Por cierto, están ya los resultados de laboratorio?
- Sí, y nada de alergias – contesta Cameron.
- Tampoco tiene infecciones – interviene Chase, acercándose a la mesa con una taza de café en la mano – estamos donde empezamos.
- El hemograma muestra niveles bajos de azúcar en la sangre – agrega Delbruck – además, una de las enfermeras me dijo que sus heces eran demasiado oscuras.
- Por lo menos tenemos un par de síntomas extra – Dice House, entrando a la sala – hipoglicemia y heces oscuras, sumado a lo que tenemos, ¿Qué nos dice?
- Hemorragia digestiva – contesta Cameron – explica el vómito, las heces…
- … Pero no explica la pleuresía ni las convulsiones, jovencita. ¿Algo más?
- Tal vez Cameron tenga razón – dice Delbruck – y esos otros dos trastornos se deban a otra enfermedad…
- El chico también presenta deshidratación y escalofríos – afirma Chase – lo habíamos atribuido al shock debido al sangramiento, pero no han mejorado…
- Entonces tenemos otros dos síntomas más… A este paso necesitaré otra pizarra y más marcadores… Estos van a quedar sin tinta muy pronto…
- ¿Y si consumió alguna droga en la fiesta de la noche anterior al incidente? – Pregunta Chase.
- Los tests para drogas dicen que está limpio – responde Foreman – Pero quizás se intoxicó con algo… Tal vez sea una intoxicación alimentaria…
- Hmmm… Eso explicaría muchas cosas. Pues bien, vayan a la universidad, averiguen la procedencia de la comida que sirven en las celebraciones y actividades – ordena House – Chase se encarga de ello, mientras que Cameron y Foreman visitan la casa del chiquillo. Delbruck, tú vienes conmigo.
Delbruck acompañó a House, mientras los demás se retiraban de la sala.
Caminaron hasta recepción ante la mirada curiosa de algunos que no conocían a Delbruck. Llamaba la atención de los presentes la sincronía de los pasos de ambos. Parecían tan… similares. Incluso Cuddy, que venía por el pasillo en dirección a increpar a House, se quedó mirándolos un momento.
- House, tienes que…
- Oh sí – interrumpió House – Hacer las horas de clínica. No te preocupes, puedes darlas por cumplidas – recibiendo el historial de manos de Cuddy – Por Delbruck – mientras le entrega la carpeta rápidamente a Delbruck.
- ¡¡¿¿¿Q… q… q… QUÉÉÉÉÉÉÉ???!! – exclama la joven, abriendo ampliamente sus verdes ojos en señal de sorpresa.
House aprovecha de escapar, y Cuddy se ve obligada a dejar a Delbruck a cargo de las horas de clínica.
- Hablaré con House – Dice, mientras va siguiendo al médico.
- ¡Doctora Cuddy! ¡¿Y yo que hago?!
- Las horas de clínica, por mientras – contesta, ante la atónita mirada de Pam.
- Y ahora… ¿Tengo de dónde elegir?
*continuará*
Notas finales: Conocimos algo más sobre Delbruck, la dejamos con las horas de clínica de House y mandamos a los patitos a investigar al paciente (adoro esas escenas estilo CSI :3). En el próximo capítulo veremos qué lograron averiguar los chicos sobre el paciente y por supuesto cómo le fue a Delbruck con las horas de clínica que House debía cumplir. En fin, el tiempo apremia así es que por ahora es todo.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Luna_Black
::House lleva tu caso::
::House lleva tu caso::
avatar

Cantidad de envíos : 34
Edad : 24
Localización : En mi guarida secreta riendome como una loka con House atado de pies y manos Muahahaha
Fecha de inscripción : 16/08/2007

MensajeTema: Re: mi fanfic: Sincere hearts   Lun Nov 26, 2007 6:01 pm

800009 fiesta Me encantó, estuvo muy entretenido, sobre todo el Flashback, me iluminas la cabeza tía te adoro::coraxon:: enamorado

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.diariodeunaloka.nireblog.com
Inugami House
::House lleva tu caso::
::House lleva tu caso::
avatar

Cantidad de envíos : 39
Edad : 34
Localización : En el departamento de Cameron ^^
Fecha de inscripción : 30/10/2007

MensajeTema: Re: mi fanfic: Sincere hearts   Mar Nov 27, 2007 8:31 pm

Gracias Luna ^^!
claro, de ahí se verá más sobre el pasado de Delbruck, y de paso, sabremos por qué ahora está en el PPTH.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
rosabud
:: Dra. House ::
:: Dra. House ::
avatar

Cantidad de envíos : 426
Edad : 27
Fecha de inscripción : 12/08/2007

MensajeTema: Re: mi fanfic: Sincere hearts   Miér Dic 26, 2007 6:45 pm

muy bueno como en anterior capitulo ^^

ESPERAMOS mAS! ^^

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://doctorhouse.esp.st
Inugami House
::House lleva tu caso::
::House lleva tu caso::
avatar

Cantidad de envíos : 39
Edad : 34
Localización : En el departamento de Cameron ^^
Fecha de inscripción : 30/10/2007

MensajeTema: Re: mi fanfic: Sincere hearts   Miér Dic 26, 2007 10:33 pm

me he demorado (tenía exámenes finales en la u) pero estoy de vuelta!!!

Citación :

Notas previas: Aparte del disclaimer de siempre, eso de que los personajes no son míos salvo la dra. Delbruck, que es sin fines de lucro y etc, creo que por ahora no tengo más que agregar, así es que derechito al capítulo.

Capítulo 3: Deducciones.
Cameron y Foreman se encuentran ante la puerta del apartamento nº 9, el apartamento en el cual vive Charles, el paciente que están tratando. Cameron abre la puerta y junto a Foreman entran observando todo a su alrededor.
El apartamento no era muy grande, un living, una cocina, baño y un dormitorio; tan desordenado como un joven de 21 años con poco tiempo para limpiar podía estar. Allison recordó sus propios días de estudiante, en donde tener una oportunidad para lavar la ropa u ordenar un poco el apartamento eran ocasiones muy escasas debido a los estudios y a las diversas actividades que se tienen cuando se está en la universidad. Foreman entró en el dormitorio, revisando los cajones en busca de rastros de comida o algo venenoso. Se agachó para ver debajo de la cama, buscando escapes de gas, tóxicos o algo que sirviera de evidencia, pero fuera de dos pares de zapatos y una caja de preservativos vacía, nada.
Cameron buscó en la cocina. Y nada, todo parecía limpio – nadie dijo que el lugar estuviese sucio, sólo desordenado – aunque claro, los platos donde deberían estar los vasos y éstos donde se guarda los cereales. Al verificar que en la cocina estaba todo en orden, pasó a revisar el baño.
- ¡Foreman! ¿Puedes venir un momento? – preguntó Cameron, desde el baño.
En pocos segundos Foreman estuvo también en el baño del departamento. No faltó que Allison le dijese qué había encontrado en el cajón tras el espejo; con sólo ver lo que había además de las lociones y cremas, supusieron que habían encontrado la respuesta.
- ¿Piroxicam? ¿Un analgésico no esteroideo? – Dijo Foreman, tomando una de las tres cajas que había en el cajón. Al lado, cinco cajas de suplementos de hierro.
- Puede producir hemorragias gástricas cuando se toma por un tiempo demasiado prolongado… Creo que tenemos una causa.
- Tienes razón, será mejor decirle a House.
- Volvamos entonces…

Mientras tanto, en el PPTH…
Delbruck en el box de atención nº 1.
- Hmmm… Lo que el chico tiene… – Observando al paciente, quién se rascaba desesperado – es insomnio…
El paciente, un niño de cinco años, se ríe alocadamente ante la atónita mirada de Pam.
- Hey! Qué te parece tan gracioso!
- El nombre gracioso que le puso usted pues…
- ¿Nombre gracioso? ¿De qué rayos hablas?
- Que yo sepa, se les llama granitos, nada más…
Delbruck respira hondo, mira fijamente al paciente y poniendo su expresión más molesta, contestó.
- Mira, lo que pasa es que tú no puedes dormir de la alergia que te dan las picaduras de las pulgas…
- Un momento! – interviene la madre del niño – En mi casa no hay pulgas. Es una casa decente y no tenemos animales.
- ¿Ni un perrito, o un gatito?
- Ugh, ni soñarlo… Lo que mi hijo tiene es una alergia a las telas sintéticas… Seguro fue cuando se puso ese disfraz rentado…
- ¿Está usted dudando de mi diagnóstico?
- Usted está diciendo que mi hijo ha sido picado de pulgas… ¡Qué asco!
Otro suspiro profundo, esta vez mira fijamente a la madre.
- Señora, cuando yo digo que estos “granitos” son provocados por picaduras de pulgas, es porque sé distinguir entre las picaduras de insectos y una simple urticaria alérgica – Dirigiéndose al niño – Oye, ¿Alguno de tus amiguitos tiene mascotas en casa?
- ¡Yo nunca dejo que las toque! – interrumpe la madre.
- ¡Cállese señora, deje que el niño conteste!
- Sí, pero como mi mamá no permite que los toque… Además no voy a las casas de los chicos que tienen animales.
- Comprendo – nuevamente a la señora – dígame, ¿ese abrigo de piel que lleva lo ha comprado recientemente?
- Por supuesto! ¿No nota lo nuevo que está? Se nota que usted nunca ha tenido uno de estos, así de lujoso y caro.
- Quizás, pero ¿conoce la procedencia de esas pieles?
- Son finísimas! Traídas directamente desde el extranjero… de las mejores peleterías de Europa…
- Permítame ver su brazo – Dice Delbruck, al mismo tiempo que toma la mano de la dama.
Claramente, evidencias de picaduras también.
- Usted también presenta picaduras. No se ven muy claramente porque usted no tiene alergia a las pulgas, porque seguramente ha estado expuesta a ellas. Pero su hijo, cuidado dentro de una burbuja aséptica, a la primera que toma contacto con un agente extraño, le causa alergia, exacerbando los efectos que los anticoagulantes de las pulgas producen en la piel. Le daré esta pomada para que la aplique en la piel del niño y que disminuya la picazón, y le recomiendo que deje que el pobre salga a jugar al patio, a la calle, con sus amigos… Le fortalecerá el estar en contacto con los contaminantes, con la suciedad… Sino va a ser un enclenque toda su vida, porque no tendrá las defensas necesarias gracias a que mamá lo encerró en casa toda su vida.
- ¿Está diciendo que soy yo la pulgosa?
- Usted no. Sus abrigos de piel. Supongo que los compra en el mismo lugar todo el tiempo, verdad?
- Pues sí… pero…
- Obviamente los tienen en una bodega, la cual está bien vigilada con alarmas… y perros. Los perros tienen pulgas, las cuales por error a veces se enganchan de la piel de los abrigos. Luego usted los compra y voilá! Lleva las pulgas a casa…
- Mamá, ¿Entonces tú también tienes insopmio porque te picaron las pulguitas?
- Es usted una pésima doctora… Atreverse a insultarme de esa manera!
- Tómelo como quiera. Por ahora, debería dejar de comprarse esos abrigos tan feos. ¿Sabe que para hacer uno sólo de chinchilla se necesita matar a novecientas de ellas? Y claro, las matan con golpes eléctricos, o a veces a golpes… Lo cual las aturde y cuando las despellejan los pobres animales están semiinconscientes, por lo que debido al dolor llegan a orinar y defecar sobre esas lindas pieles – Delbruck sonríe ante la expresión de asco de la mujer – Sin contar la sangre que les sale, y los horribles chillidos que hacen los animalillos… Realmente macabro. Pero como hay señoras como usted a las que les gustan esas asquerosidades en lugar de respetar a los pobres bichitos que son tan adorables vivos, pues es negocio… Lindo, ¿Verdad? – finaliza, extendiendo una receta médica.
La señora toma a su hijo de la mano, le arrebata la boleta de prescripción a Delbruck y sale indignada del box de atención. Delbruck la observa mientras ve que al salir del hospital la mujer se quita el abrigo y lo tira al basurero, desde el cual un indigente que pasa por el lugar lo saca y se lo coloca como si nada.
- vieja ridícula – Murmura Delbruck – ¡El siguiente!

House se había refugiado en la oficina de Wilson. El oncólogo revisaba algunos informes de sus pacientes, mientras el ojiazul jugaba con una pelota de trapo. Ocasionalmente, se la lanzaba a la cabeza de Wilson, a sabiendas de que más allá de molestarle no le haría daño alguno. Wilson se conformaba con responder con gruñidos y mohínes, ya que sabía que aunque le reclamara a House por su actitud, él no le dejaría de molestar y quizás hasta se ensañaría.
- Y… ¿Lograste recordar? – Le pregunta el ojiazul al joven oncólogo.
- ¿recordar qué?
- Me preguntabas algo ayer, ¿Es que no tienes memoria? Ah, sí, es cierto, los caballeros no tienen memoria. Bien lo saben las enfermeras curvilíneas de este hospital…
- De verdad House, no entiendo de qué hablas…
- ¿No recuerdas a ningún niño prodigio por ahí? ¿Algo como Doggie Howser, Baby Einstein o similares…?
- Hablas de Delbruck, ¿Verdad?
House se limita a asentir con la cabeza, sin dejar de jugar con la pelota. Wilson deja por un momento las carpetas, como si una repentina idea hubiese cruzado por su mente. Parpadea un par de veces, intentando ordenar sus pensamientos, hasta que dirige su mirada hacia House y finalmente contesta.
- ¿No me digas que Delbruck es esa niña Delbruck que…?
- La misma – Asiente House.
- ¿Pero no habías dicho esa vez que ibas a ignorar ese asun…?
Greg se pone de pie, frente a frente a James. Le obliga a mirarle a los ojos, sonriendo.
- En realidad me gustaba, y me gusta, picanearle el orgullo a esa chica. Cumplí con mi parte, le toca demostar que se lo ganó.
James miró sorprendido a Greg. Éste sonreía con una maliciosa y traviesa expresión en su rostro, al mismo tiempo que el castaño se volvía a acomodar en su silla del escritorio.
- Eres impredecible Greg…

<<Continuará>>

Notas finales: Éste no fue un capítulo muy largo, pero al menos tenemos más pistas de lo que le ocurre al enfermo. Y claro, la actitud de Pam hacia los pacientes de clínica, ¿qué ideas tendrá en su cabecita? Pues eso se verá en el siguiente capítulo :3

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
rosabud
:: Dra. House ::
:: Dra. House ::
avatar

Cantidad de envíos : 426
Edad : 27
Fecha de inscripción : 12/08/2007

MensajeTema: Re: mi fanfic: Sincere hearts   Jue Dic 27, 2007 4:06 pm

geniaaal! ;)) siguue asi y por cierto feliz año!

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://doctorhouse.esp.st
Inugami House
::House lleva tu caso::
::House lleva tu caso::
avatar

Cantidad de envíos : 39
Edad : 34
Localización : En el departamento de Cameron ^^
Fecha de inscripción : 30/10/2007

MensajeTema: Re: mi fanfic: Sincere hearts   Miér Ene 02, 2008 9:47 pm

gracias, gracias ^^... feliz año para tod@s también...

de ahí otro capítulo, que esto se me pone porfiado ¬¬
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: mi fanfic: Sincere hearts   

Volver arriba Ir abajo
 
mi fanfic: Sincere hearts
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Logo kingdom hearts
» banner de afiliacion para: the friky hearts
» [Resuelto]Rangos kingdom hearts
» logo kingdom hearts
» Robert Downey Jr. Spanish Fanpage

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: >> Sala de operaciones :: Fanfics-
Cambiar a: